jueves, marzo 22, 2007

Te vi interesado

Mientras buscábamos un bar donde saciar nuestra sed, vimos con mi amiga Agus el cartel que anunciaba el show en conjunto de Pedro Aznar y David Lebón, los únicos dos sobrevivientes de Serú Girán (cue!). Ella me recordó una muy linda anécdota que tengo con el Jaco Pastorius argentino, que paso a contar

Hace dos años lo entrevisté a Pedro en un bar de Belgrano, que quedaba a pocas cuadras de su casa. Debí esperar a que terminara con otro reportaje, así que me senté a un costado para observarlo mejor. El trato de Pedro hacia la periodista era muy cálido, charlaban como si se conocieran hacía años y el saludo final fue con un abrazo muy sentimental y algunas palabras dichas a los oidos, que lamenté no poder escuchar. Más tarde, le pregunté si se conocían y él me dijo que no, pero que había sido una entrevista muy 'movilizadora'. En ese preciso instante sentí una mochila con 15 yunques en mis hombros y como cierta presión de que mi nota también tenía que ser interesante

Pedro demostró durante toda la conversación que es un verdadero señorito inglés: se mostró siempre sincero, hizo algunos chistes, contó lo que quiso y calló lo que prefirió ocultar, como buen entrevistado. Cuando ya habíamos terminado, nos quedamos esperando a que viniera la moza a cobrarnos, pero no aparecía nadie. Pedro se puso un poco inquieto y propuso ir a pagar directamente a la caja

En la caja tampoco había nadie, así que nos colgamos mirando las tortas que exhibían en las heladeras. 'Mirá esa', me dijo señalando una de chocolate con abundante dulce de leche. 'El lemon pie también tiene pinta', remarqué. Parecíamos dos nenes mirando la vidriera de una juguetería cerrada, con las manos apoyadas en el vidrio. Pedro llamó a un empleado, le pidió dos porciones de la torta de chocolate con dulce y le ordenó que en otro paquete le pusiera una porción de lemon pie

Cuando llegó el pedido, Pedro se quedó con su paquetito y a mi me regaló el otro con la de lemon pie. 'Es que te vi interesado', me dijo. Obviamente, ni siquiera atiné a rechazarla y la comí como postre esa misma noche. Ahora que recuerdo la anécdota, siento que le gané a la periodista que había recibido tan efusivo abrazo. La verdad, entre un efusivo abrazo y una porción de torta, la elección es muy fácil de hacer

Nota: no me digan que la foto no es todo

5 comentarios:

natalia dijo...

la porcion de lemnon pie siempre suma mucho mas, aparte da pie para contar la anecdota. no creo nunca que haya un pie para decir contar que famoso/conocido lo abrazó y le susurró palabras al oido

natalia dijo...

me di cuenta que soy la primera en postear me alegro que mi primera vez haya sido con ud

jose dijo...

Ahora entiendo porqué en el otro comentarismo decías sobre tu rol de principiante

Beso!

delfi dijo...

jaja si, pedro tiene toda la buena onda, yo canté con el una vez, junto con el coro de mi escuela. cuando me acerqué y le dije que me encantaba serú el tipo me dijo "aah mira que copado que raro que te guste siendo tan chica" y nos quedamos charlando como veinte minutos jaja re buena onda, no me lo olvido más :)

Sauria dijo...

que liiiiindo José!!
realmente si hay alguien que admiro y que me parece una dulce persona es Pedro :D
ojalá lo pueda conocer alguna vez!! (más allá de los recitales, que son hermosos!)

besos