miércoles, marzo 21, 2007

Confesión

A veces cuando mato un bicho, dejo durante un rato su cadáver a la vista, como para que el resto de los bichos lo vean y sepan lo que les puede pasar si se meten conmigo

Me imagino la noticia corriendo entre los bichos y algunos de ellos poniéndose tristes por la muerte de un hermano

2 comentarios:

Enrique dijo...

A la inversa, tiendo a ocultar rápido los cadáveres. Me imagino miles de hormigas con mirada acusadora y probablemente planes macabros en mi contra! De hecho, son evidentemente inteligentes, ya que mandan detectives para "husmear" los restos de su hermana aplastada y podría asegurar que registran mis huellas en ese asesinato.

delfi dijo...

JAJAJ explicame por qué esto no está en Pensamientos de drogado!!!! jajajajaj