viernes, noviembre 23, 2007

No eran tan muditos

Ya pasaron un par de días y todavía no se me va la alegría por lo que generó el Día del Lector Anónimo no sólo en este blog (hubo alto comentarismo), sino también en los de mis amigos Lake y Capitán Intriga. Mejor aún, la propuesta tuvo rebote en un montón de blogs que no conocía. Inclusive, en uno leí que decía 'me enteré por el blog de Carlos'. ¿Quién será el tal Carlos? No tengo idea ni me importa, pero me encanta que alguien se haya sumado por alguien que no conozco. Es como cuando hacés circular un chimento inventado y luego te lo cuentan a vos

Más allá de todo esto, quería también agradecer a todos aquellos que se animaron a saludar para luego volver al anonimato. No es nuestra intención aleccionarlos ni convencerlos de las bondades del comentarismo. Sigan ahí, calladitos, agazapados, riéndose o aburriéndose, pero leyendo. En menos de un año, nos saludamos de nuevo

1 comentario:

Alan dijo...

Brindo por eso!!! (shhh...)