viernes, junio 20, 2008

Quiero tocar la guitarra todo el día

Ayer volví a ver una propaganda que me despierta mucha bronca. Se trata de un anuncio de una prepaga que da a conocer un plan para gente que tiene entre 26 y 35 años. Al target lo podríamos definir como 'jóvenes profesionales'. Según las reglas del mercado, imagino que estaríamos hablando de gente que estudia (o que está por terminar su carrera), que tiene interés por formar una familia, por tener gente a cargo en su trabajo, por tener un auto. Cabe aclarar que mi intención no es criticar ni hacerme el irónico con alguno de los ítems recién mencionados, todos queremos más o menos lo mismo (lo que cambia son las formas y los tiempos)



La imagen del anuncio es la de una guitarra eléctrica, que está en venta. Junto a ella aparece un cartel que dice 'tu vida está cambiando'. La idea es bastante obvia: ya no estás para tocar la guitarra, esa juventud ya quedó atrás. Ahora, lo mejor que podés hacer es vender la guitarra y, claro, tener una obra social. Las aventuras, la diversión, la distorsión, es parte del pasado. Ahora, que estás cerca de los 30 o ya los pasaste, te tenés que cuidar, ya no podés andar tocando la guitarra. Es mucho más recomendable que tengas obra social, porque no se sabe qué te puede pasar

Vender una guitarra a esa edad implicaría una derrota, querría decir que bajás los brazos, que la música ya no es para vos y que pretendés un destino más seguro. Desde Bien Ahí alentamos a estudiar lo que sea (un instrumento, una disciplina, un deporte) a cualquier edad, sin importar si todavía entramos en los planes de una prepaga o si ya estamos grandes para llegar a algo, como si hubiera metas a las que llegar. Es algo que aprendí de mi viejo, que empezó a estudiar pintura a los 60

4 comentarios:

Leech dijo...

Concuerdo..
Yo a los 27 (apenas pasado de la edad que indican ahí) comencé a estudiar violín, un instrumento que en no menos de 4 años se puede llegar a dominar bien.. Y me la aguanto!

Chacho dijo...

100% de acuerdo. Yo tengo 37 y sigo yendo a ver bandas, no me pongo una corbata desde hace 10 años, y hasta tengo un pin de Misfits en la campera

Ah, y la semana pasa me compré el autito de colección de Batman

Y qué? Me la banco

Cookie dijo...

Yo lo aprendí de mi Abuela (QEPD), que terminó la escuela primaria a los 65. Y con honores.

p.d. alvarez dijo...

La diferencia fundamental entre una carrera académica y una carrera musical, es que no conozco a ninguna persona que haya dado su vida por el estudio, pero sí conozco gente que dio su vida por la música.

Así comenzaba mi post del martes.

La música no es una elección, sino una forma de vida!