sábado, septiembre 27, 2008

Quilombo en el edificio

La vecina que vive al lado de mi casa se cansó de los gritos y llantos de unas nenas que viven en el segundo piso y, hace pocos días, pegó un alarido, mientras ellas lloraban más fuerte que nunca: 'por favor, basta. Es una falta de respeto'

Se ve que el padre de las nenas (de quien también hablamos acá), se tomó venganza y le hizo cagar una maceta que mi vecina tenía en la puerta de su casa. Bah, no hay ningún indicio de que haya sido él, pero es bastante simple de suponerlo

2 comentarios:

Kill 1000 dijo...

esto si que es ROCK!

zaaaa dijo...

Jaaa!!

Buenísimo!

Triste lo de las nenas...