lunes, septiembre 22, 2008

Paloma 1 - jose 1

La paloma de la que les hablé la semana pasada me arruinó un jean y uno de mis pulóveres preferidos, luego de haberlos dejado afuera porque tenían olor a humo (punto para ella). Pero creo que hoy la cagué poniendo en el ténder unos adornos que encontré por ahí y que hacen las veces de espantapalomas (punto para mi)

La semana pasada derribé su nido a escobazos (punto moral para mi), pero se vengó debidamente (punto moral para ella). Veremos si se anima a aparecer hoy. En tal caso, ya aprendí la lección y creo que voy a entrar la ropa antes de irme

Actualización: el precario espantapájaros, que incluye un Jack (de 'El extraño mundo de Jack'), no está surtiendo efecto, así que estoy entrando la ropa cada vez que me voy, lo cual significaría un punto para esta hija de puta de paloma

3 comentarios:

Ancladas en la brisa dijo...

Bueno, al menos no dejaste que nacieran los polluelos. Como una amiga que se quiso hacer la buena y se los tuve que bancar unos cuantos meses.
Lo peor es que, como los verdaderos hijos, después vuelven.
So... be careful!!!

Katherine Montero dijo...

xD! hahahaha!!! a ver como termina este partido pues! ;D saludos

zaaaa dijo...

Yo soy muy bichero, de hecho incluso me cuesta liquidar las hormigas que cada tanto atacan mi cocina... Pero las palomas, en Buenos Aires, SON UNA PESTE!!! Realmente son como ratas voladoras, unos bichos infestos, desagradables; hay infinidad de ellas, y ni siquiera son autóctonas.

Solución: no lo dudes, cágala a piedrazos!!!!

PD: Felicitaciones!! Veo que te leen incluso chicas de El Salvador!! Arrriba, maestro!!
PD2: El jueves te llevo mi gomera.