martes, agosto 22, 2006

Ránking de verduras

Sin detenerme un segundo en preguntarme a quién carajo le va a interesar esto, se me ocurrió postear mi ránking de verduras preferidas. Aclaro que tengo cierta autoridad en la materia porque fui vegetariano durante casi 10 años (de los 13 a los 23, una edad inapropiada para ser vegetariano, pero me parece que fue el modo que mejor se me ocurrió para llamar la atención y romper las bolas. Ahora, en cambio, tengo blog)

El parámetro utilizado para distinguir a una verdura preferida de una que no alcanzó esa distinción es bien simple: uno se guarda para el bocado final a la verdura preferida. La cuida como a un tesoro y pretende que quede una estela de su gusto en el paladar. El último bocado de la ensalada DEBE ser de la verdura preferida. Mi top 5 es:
1) Hinojo (por lejos, nadie le compite. También recomiendo su versión cocinada, aunque no es lo mismo)
2) Zanahoria rayada (es una gran cosa la zanahoria rayada. No así cuando está en cubitos o en aros, su gracia en esos casos es absolutamente inferior)
3) Morrón colorado (siempre hay que tener ají en casa. Además, me cabe que tenga muchos nombres distintos: morrón, aji, pimientos. Quizás haya una sutil diferencia entre ellos, pero no me interesa conocerla)
4) Repollo blanco (si bien no está incluido dentro de mi compra standard de verduras, cada tanto lo elijo y me reencuentro con su textura juguetona)
5) Tomate (queda último por ser un bodrio, pero hay que reconocer que ayuda a disfrazar a muchas comidas)

Quedan afuera por ser demasiado pequeñas: rúcula, rabanitos, albahaca, radicheta
Out of target: la papa (además, no me gusta mucho cómo queda en la ensalada. Me gusta, pero hasta ahí), porotos (los prefiero en guisos o similar), zapallitos (no jodamos) y la lechuga (me parece una pérdida de tiempo, salvo para sandwiches. Además, no acuerdo con su proporción espacio ocupado-sabor otorgado. O sea, ocupa demasiado lugar al pedo)

1 comentario:

Bestiaria dijo...

Uh. Es verdad. Siempre pienso que ciertas verduras son más o menos populares por su versatilidad y no por su sabor.
El tomate, una de las más populares, justamente, va en ensaladas, en salsas, cocido, en brochettes, ayudando a otras verduras en guisos, salteados o carnes horneadas, y -LA PRUEBA DE FUEGO- sólo y crudo con sal.
En cambio la lechuga, ponele, qué puede hacer? Ensalada y ni siquiera puede estar sola...
La zanahoria también es muy muy versátil. Rayada, en cubos, entera. Cocida o cruda. Fría o caliente. Sola se la banca, se integra bien con hortalizas pesadas, etc.

Las mías son así:

1. Berro. Es una rúcula más amigable, con hojas delicadas y brillantes. En ensalada con huevo y kani kama. También se hace sopa, pero nunca comí.
2. Zapallo inglés. El anco es una porquería, el zapallo inglés es casi una batata. No tiene tanta agua, es denso, espeso, cremoso.
3. Ají colorado: Otro. Asado, salteado, hervido, crudo. Asado con oliva, la mejor forma de hacerlo, claro.
4. Brocoli: El brócoli es un amor, lo como con pastas, con arroz integral, sólo, salteado, en ensaladas. Es versátil y bonito.
5. Hongos: Los hongos levantan cualquier plato, lo vuelven interesante, complejo. Antes de los hongos, el plato es standard, predecible. Los mejores son los hongos de pino, ponele.