lunes, octubre 31, 2005

Tiempo de desprejuiciarme

Mis argumentos para no ir a ver 'Tiempo de valientes' no eran demasiado sólidos: a Luis Luque le decía no desde que hizo de Luca en 'Sin Condena' y moría al grito de 'fuck you', mientras gesticulaba con su dedo mayor; Diego Peretti me cae mal por narigón y Szifrón por judío (no acepto competencia en esos dos rubros)

Pero luego de que me la recomendara mucha gente, decidí matizar la noche del lunes con esta peli. Y debí comerme mis prejuicios, una vez más

'Tiempo de valientes' es graciosa, éntretenida y permite pasar un muy buen rato, sobre todo cada vez que aparece en escena el personaje de la mujer de Peretti. Si bien algunos chistes eran demasiados obvios y algunos diálogos medio fiacosos, la pasé muy bien y creo que le pasa el trapo a 'La suerte está echada', de Sebastián Borensztein, que tiene un clima parecido

Una vez más, quedan demostradas dos cosas:
1) Los prejuicios no sirven para nada
2) Los narigones y judíos, sí

3 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.