martes, septiembre 27, 2005

Reseña del show de Bochatón

Nunca había visto a Francisco Bochatón en vivo. Y tampoco es que a su carrera solista le vengo prestando atención desde hace mucho. En diferentes trabajos, distintos amigos lo escucharon mucho y por lo tanto sus canciones se me fueron grabando muy de a poco (uno de los riesgos de la oficina es la mimetización musical).

Siempre me llamó la atención lo mal que canta y en vivo realmente lo hace mucho peor. Y también duda para entrar a cantar, se equivoca las letras o en los finales de las canciones. Sin embargo, a los pocos minutos de que arrancara el show, yo ya estaba muy concentrado y la terminé pasando muy bien.

'Boludo, estoy presentando los temas'
Sin más músicos que un baterista (en realidad hubo dos: uno para los temas más rockeros y otro para los más tranquilos) y un guitarrista (Fernando Kabusacki), Bochatón obviamente es el centro de la escena. Sin embargo, en casi todo momento parece sentirse intimidado y estar haciendo el esfuerzo para que no lo vean demasiado. A la hora del show se acordó de que podía hablar, así que empezó a presentar los temas. Al rato se cansó de eso y se rió de sí mismo diciéndole al baterista rockero: 'boludo, estoy presentando los temas'.

Lo hacía de un modo muy particular: no mencionaba el título de la canción que tocaría en pocos segundos, sino que decía algunas palabras claves. Pero él mismo se empezó a reir de ese sistema y explicó que en su cabeza aparecían frases completas, pero que a la hora de expresarse le salían esas palabras claves. En ese momento me terminó de cerrar su clara patología: en esa mente pasan muchas cosas más de lo que su cuerpo puede expresar. Como dice en una canción 'estoy cansado de andar sobre mi cabeza'. Y sus canciones son la vía de comunicación más sana que debe encontrar, no tengo dudas de eso.

En un momento esgrimí la teoría de que Bochatón parece un personaje de Tim Burton: tímido, con un talento limitado pero con muchas ganas de darlo a conocer y todo eso combinado con grandes problemas para salir de su mundo interior. Cuando lo logra, da un muy buen recital como el viernes pasado o un discazo como es el último. Cuando queda enmarañado en sus ideas, seguramente lo medican.

Pedidos desubicados
Me molestaron mucho los que le gritaban nombres de temas para que los tocara. Se notaba que a él también le molestaba. Pero en un momento se instaló el chiste de pedir temas de otras bandas. Así se escucharon los pedidos de 'Sigue girando', de los Ratones Paranoicos, 'Reventando', de Don Cornelio, y no me acuerdo cuál de Sumo. No entiendo la gracia de pedirle un tema de otra banda, pero alguno que otro me dio risa que se lo pidieran.

Gran finale
El show duró como dos horas y no le quedó mucho por cantar. Los discos solistas fueron muy bien revisitados y obviamente hubo un par de hits de los Gorriones y otros temas que no tengo idea de dónde salieron. Uno de los momentos más altos de la noche fue cuando dijo 'voy a tocar un tema de Sandro que se llama Ave de Paso'. Hitazo. Hice las palmas en el momento justo y la canté porque me gusta mucho. Mi Tía Eli hubiese estado muy contenta porque es gran fana del Gitano.

Hubo un par de bis, se prendieron las luces de la sala y todos dimos por terminada la noche. Cuando ya estaba en la puerta, volvió con la guitarrita en la mano a tocar tres canciones más. Las luces nunca volvieron a apagarse, la onda pasó a ser la de un fogón y su diálogo con la gente ya era directo. Uno le pedía un tema y él le decía 'pero flaco, ese tema es muy triste'.

1 comentario:

johnflynn67984714 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here