lunes, julio 04, 2005

La siempre difícil visita a la ferretería

Acabo de volver de la ferretería. Fui a preguntar una pavada, pero me di cuenta que en ningún otro negocio sufro tanta presión psicológica como en la ferretería.

Es que los ferreteros siempre tienen una repregunta a mano para dejarlo a uno mal parado. Lo vi en el caso del flaco que estaba adelante mío, que casualmente es el dueño de la imprenta que está a una cuadra de la ferretería. El también sentía la presión del ferretero, a tal punto que para pedirle un interruptor le dijo "una palanquita para prender y apagar la luz".

"Una llave de luz", tradujo otro ferretero. Cuando le dan la llave de luz, el cliente le dice "no, pero necesito conectarlo a la pared". "Ahh, pero vos también necesitás una bisagra, entonces" (no recuerdo si el término era 'bisagra', exactamente), lo sentencia el ferretero.

El pobre flaco de la imprenta no podía más, así que se limitó a decir "dame todo lo que haga falta, tornillos, tapa, no sé, dame todo".

Hay demasiados términos muy específicos en la ferretería que se nos escapan a todos aquellos que no fuimos a un colegio industrial. Y ellos se regodean sabiendo que no sabemos y que lo único que queremos es pagar e irnos, en ese orden. Una vez me preguntaron si lo que necesitaba era un "tarugo ciego". ¿Cómo ciego? Eso sí que fue demasiado.

He llegado a ir con un amigo a la ferretería, para que él pidiera todo, yo no pasara más papelones y mi única función fuera pagar. Sin embargo, por dentro, yo sabía que el ferretero me estaba mirando con cara de 'tronco, trajiste un amigo'.

2 comentarios:

Gise dijo...

No te puedo creer!!! Qué me queda a mi? que soy hija y hermana de ferreteros. Pero de ferreteros de la vieja cepa. Esos cancheros que te van a hacer sentir que no cualquiera puede desarrollar semejante conocimiento.
Una vez me dijeron "es un don, hay gente que lo tiene y gente que no". Con eso te dije todo.

Anónimo dijo...

Pues menuda soplapollez eso de regodearse del conocimiento que se tiene!!! Mientras lo importante es transmitirlo y no hacer alarde de algo que se puede aprender cogiendo un libro. Aunque así hay gente en todos los ámbitos... Pfff, es que no me entra en la cabeza ese comportamiento. En mi caso, sólo trato a nivel técnico a gente que sé que puede entenderme, sino "me hago entender" intentando que conozca la terminología o uso correcto de ciertas especificaciones, para que así la persona se desenvuelva mejor y conozca con lo que tiene que tratar, y no hacerle sentir mal por algo que no tiene por qué saber o que no tuvo la oportunidad de aprenderlo.
En el único caso que hago uso "negativo" de mis conocimientos es cuando algún chulo de mierda se cree que puede pasarme por encima y no tiene ni puta idea. Pero eso es porque no creen que una mujer pueda saber más que un hombre. En fin!! Menudo rollo he soltado :)
Saludos