domingo, noviembre 26, 2006

Apuntes sobre la Marcha del Orgullo Gay

El sábado pasado una comitiva altamente blogger (Capitán Intriga y marido, Lake y marido, Bob & Lucas, JuanO y algunos más que se fueron sumando), se hizo presente en la Marcha del Orgullo Gay. Se me hace difícil encadenar un relato, por el tipo de cosas tan disímiles que vi y pensé, así que acá van algunos apuntes sueltos:

Acerca de participar o no de la Marcha: en la semana previa en el blog de Lake se armó una discusión sobre si tenía sentido participar de la marcha. En mi condición de heterosexual (y debí aclarar que no era un 'turista'), me animé a decir que sí, que vale la pena, simplemente porque me parece justo el hecho de que toda minoría se haga ver. Todo reclamo merece se escuchado, en el caso contrario, nos quedamos en la charla de living y pegándole puñetazos a la mesa

Después analizamos cómo se hacen ver esos pedidos, qué se reclama y cuándo, pero no olvidemos que mucha gente vive en su burbuja y hace lo imposible para no cruzarse con todo aquello que sea extraño y, por ende, que le demande cierto esfuerzo intelectual por comprender. Bien Ahí apoya los reclamos por igualdad de derechos civiles que se reclamaban en la marcha

Sobre cómo reclamar: a mi gusto, a la Marcha le falta un reclamo un poco más claro y firme. Se confunde demasiado a los reclamos con el ánimo de fiesta (no tendría porqué no tener ese ánimo. Blumberg elige el silencio y las velas, no veo porqué las minorías sexuales no podrían elegir un modo más divertido de reclamar). La energía y el espíritu de comunidad que se da, no se termina de canalizar por reclamar aquello que es justo

Sobre los estereotipos: es sabido que el sistema tiende a amoldar aquello que en un primer momento era extraño para luego convertirlo en algo propio, pero domesticado. La cobertura mediática de las últimas marchas y el estereotipo del 'puto divertido' que reina en los medios, hace que muchos así se muestren en la Marcha. De esta manera, no se hace más que alimentar el estereotipo social del gay, que se queda en cuero apenas suena un tema de Madonna, mientras un trava pasa por detrás mostrando sus nuevas gomas. Me parece que ese clima está buenísimo, pero que tendría que tener alguna dosis similar de compromiso por el reclamo. Caso contrario, la causa pierde fuerza y queda en segundo plano. El hecho de que los medios se encarguen de dar a conocer sólo la parte divertida es funcional a sus pocas ganas de debatir temas más serios, como la adopción de hijos, el aborto, la obtención de derechos civiles como la herencia, entre otros

Se mantiene la hermandad, pese a las papeleras: durante unas cuantas cuadras marché al lado de la delegación uruguaya. Uno marchaba, reglamentariamente, con el termo y el mate bajo el brazo. Otro iba en cuero, con la bandera de su país como capa y una corona de muchos colores. ¡Salud, hermanos uruguayos!

Particular forma de reconocimiento: varios camiones funcionaban como boliches andantes. Estaba el camión de los osos, el de las lesbianas, el del boliche Amérika, entre otros. Los más entusiastas, se subían a ellos para bailar. En ese preciso momento se daba una forma muy particular de reconocimiento: el que subía, sacaba fotos a los que estaban abajo. Los que estaban abajo, les sacaban fotos a los que estaban arriba. Para mi, el mejor camión fue el de los osos, que contaba con un falso Juan Leyrado, que se pasó horas haciendo el mismo pasito

Una aguja en el pajar: con Capitán Intriga íbamos repartiendo flyers (el guacho había impreso 1000 especialmente para la ocasión, con un texto muy gracioso), cuando le pregunté si nos encontraríamos a algún lector. 'Eso nunca pasa', dijo, categórico. A los pocos minutos, un flaco le dijo que él entraba a Son Cosas Mías! No pude aguantar la envidia y rápidamente le di un flyer de Bien Ahí, para ver si también era lector mío. 'Ah, vos sos José', dijo. Qué alivio. No hubiese podido soportar que el blogger del año me humillara de ese modo. El partido quedó 1 a 1 y a ese lector silencioso le dije que empezara a comentar en los dos blogs. Necesitamos lectores participativos

No es una vida sencilla: esta Marcha me puso en contacto con mucha gente que jamás hubiese visto. Quizás por falta de interés o por una cuestión de clase, siempre había visto, por ejemplo, travestis mediantemente bien producidas. En la Marcha había muchas que denotaban no tener los recursos suficientes para producirse como ellas quisieran. No me imagino lo difícil que debe ser su vida, así vestidas, así de seguras de su elección sexual, así de indefensas al ojo juzgador y a la puteada fácil. No siempre es sencillo elegir un modo de vida y llevarlo a cabo

Aviva giles: regalaban chupetines 'Pico dulce' porque sus colores son los mismos que los de la bandera gay (como un arco iris). De esto me avivé varios minutos después de estar saboreando mi chupetín (qué gil)

Sector de celebrevities: con Capitán Intriga encontramos una Zona Celebrevitie de la Marcha, donde estaban Mich y Oggi Junco. Más tarde, algunos dijeron que estaba Bruno, de Miranda!, pero la verdad es que yo no le conozco la cara, así que no puedo dar fe

El mito lésbico: hace años que mantengo la discusión con distintos amigos acerca del efecto que puede producir ver a dos mujeres besándose. Creo que muchos varones caen en el síndrome machista de 'La Pija Salvadora': suponen que podrán encarrilar a esas chicas siempre y cuando les hagan un lugar en la cama. En la Marcha me di cuenta de que también es un producto de los medios el mito que asegura que dos chicas besándose puede ser hermoso: uno está acostumbrado a que Dolores Fonzi se bese en alguna tira con, por ejemplo, Valentina Bassi. La cosa tan hetérea y casi inocente cambia por completo cuando las que se están besando son dos lesbianas militantes, de pelo rapado y borceguíes. Esas son las auténticas lesbianas, señores, esa es la realidad, no nos quieran engañar con pavadas

Gay, pero lejos de los goy: me enteré que existe la agrupación Judíos Argentinos Gay. Sus iniciales, forman su nombre: Jag, que en hebreo quiere decir 'fiesta'. Como bien dijo un amigo, esa agrupación es 'el gueto de los guetos'. Sus integrantes lucían una kipá con los colores del arco iris. Jag me parece el colmo del miedo judío a mezclarse con otras religiones. Es como decir 'soy gay, pero eso no significa que me vaya a juntar con los goy'

Agradecimiento: las fotos son de Lake. Los que quieran ver más, pueden entrar acá

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad que tu frase,(No me imagino lo difícil que debe ser su vida, así vestidas, así de seguras de su elección sexual, así de indefensas al ojo juzgador y a la puteada fácil.) realmente me mato, por un momento me puse en su misma situacion, para comprender aunque sea un poco los huevos que hay que poner para ser gay en un país de machistas homofóbicos disfrazados de progresistas, aplaudo tu decisión de compartir esta marcha con personas de distinta condición sexual a la nuestra, ya que es muy facil apoyar desde la oscuridad inconclusa de una verba enardecida , defendiendo a derechos minoritarios, en la tranquilidad y el confort del anonimato de cuatro paredes . Prometo el año que viene sumarme con mi mujer y amigos a manifestarnos con esta honesta menoría, de la cual seguramente tenemos mucho que aprender.

Lauriña. dijo...

Hola! Estube en la marcha, logicamente la pase increible. Soy del ambiente, pero nunca habia participado de la marcha (por nada en especial, simplemente no podia ir)... Esta bueno para gente gay y hetero, por ke es una fiesta... y ademas la forma que nosotros encontramos de "luchar alegremente" por lo que nos esta haciendo falta: leyes que nos simplifiquen un poco lo complicado que es estar "legales" en todos los sentidos (obra social, union civil, hijos, etc). Me encantaron tus comentarios hacerca de la marcha, un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu cobertura y tus palabras. La Marcha nos espera el año que viene a T@d@s, incluso a los que critican para que tengan argumentos reales y no solo lo que ven por Canal 9 y Cronica.
Pensandolo mejor, quedense en casa... si es para criticar yo no tengo tiempo, estare ocupado marchando y celebrando.
Nuevamente gracias!.
Alan Thomas

Fatima dijo...

Muy sensible tu comentario acerca de las chicas trans "no bien producidas". Te voy a contar una cosa: el MATADERO donde trabajan les da dinero mientras el cuerpo aguanta el frio, la mala vida y etcetera. Luego, a la mayoria, las deja viejas y miserables a los 30 anios. Esas son las que viste. Que ahora se atreven a salir, para mostrar la realidad.

Pablo R. dijo...

Es increible que el mejor comentario que lei sobre la marcha lo haya hecho un heterosexual. Sera que esta comunidad esta dando vueltas en circulo encerrada en un mismo discurso? Hace años que voy a la marcha y cada vez estoy mas desilusionado, me dan menos ganas de ir. Como decis es cada vez mas una fiesta y menos una marcha para reclamar. Consignas poco claras, poco compromiso real y se refuerza el estereotipo del gay que TIENE QUE SER DIVERTIDO. Dos cosas: uno yo soy gay y judio...sali espantado de la JAG por lo mismo que vos decis. Dos: yo no se si soy valiente por ser gay en un pais machista...es lo que toco. Quizas sea valiente por aceptar vivir la vida como lo que soy y no esconderme. Igual excelente analisis, por fin alguien que dice las cosas que no todos quieren oir, sobre todo entre nuestros dirigente lgtbi (lease: verdaderamente politicamente incorrecto. Una ultima cosa: uds vieron 20.000 personas ahi? Por que yo no...O es que no sabre contar?
Pablo R.