miércoles, julio 30, 2008

Regateo en librería de usados


La semana pasada puse en una bolsa una mini serie de Batman de 4 tomos, todos los libros de comics que tenía de Los Simpsons (todos en inglés y creo que eran como 7. ¡Muy 1 a 1!) y un libro que me habían mandado de una editorial para una nota que tuve que hacer este año (incluía CD de regalo) y encaré hacia una casa de libros usados

El flaco del negocio se puso a hojear todas las publicaciones. Empezó por una de Batman. La primera hoja que quiso pasar se la quedó en la mano. La segunda página también se salió de su lugar. 'Se ve que está más viejo de lo que me acordaba", le dije. Me preguntó cuánto pedía por todo. Le dije que no tenía idea. Tasó a todos mis libros en $55, no sé con qué criterio, y yo acepté porque mi principal objetivo era sacarme todo eso bosta de encima. Hurgué entre su infinita colección de libros sus usados, hasta que elegí a 'Adiós a las armas', 'Suave es la noche' y 'Dormir al sol' y también me quedé con 'Ficciones', que estaba nuevo. La suma total daba $57. 'Me imagino que está todo bien', le sugerí. El aceptó y cerramos trato los dos muy contentos

No sé si hice un gran negocio, pero al menos me deshice de varios libros que sólo ocupaban lugar y me quedé con otros que me dan ganas de leer

2 comentarios:

Cookie dijo...

Yo siempre que junto unos cuantos libros que no me interesan los cambio.

Y me vuelvo a casa re feliz...
¡con material fresquito!

ericz dijo...

bien hecho