martes, julio 15, 2008

Confesión cebada

En estos días de inesperado y revitalizador calorcito, me tenté mucho con ponerme bermudas

Actualización a las 15.26: me puse las bermudas y las ojotas y me tomé un heladito al sol. Esto me venía haciendo falta

2 comentarios:

Mola dijo...

yo el finde anduve con las ojotas..
no me pude poner los cortos porque no estaba en casa...

Pillow_of_Winds dijo...

No sé si sucederá en otros lugares.

Pero el porteño tiene una tendencia al verano.

Apenas la temperatura sube un pelín, todos se tientan con las ojotas.

Es increible.

Casí un fenómeno sociológico. Casi.

Hoy fue un día primaveral hermoso. Pero no puedo dejar de preocuparme.