lunes, agosto 11, 2008

Mermelada de pomelo


Mi amigo Lord K. trabajó, hace unos años, haciendo guardias en departamentos y casas que estaban a la venta. Era esa persona que te muestra el departamento, te cuenta sus ventajas y, antes de irte, te pide que dejes los datos. Esa tarea, en general, la realizaba las tardes de los sábados y domingos, cuando la mayoría de la gente sale a buscar un lugar para mudarse

Hubo una casa en la que tuvo que hacer guardias durante cinco meses porque no se vendía. A diferencia de otras, él tenía que compartir el espacio con el dueño de la casa, que no se iba mientras él mostraba el lugar. Al poco tiempo, se fueron haciendo amigos y empezaron a matar el tiempo juntos. Miraban películas, charlaban, tomaban mate y comían galletitas Criollitas con mermelada de pomelo. Parece que la mermelada era muy buena y Lord K. le preguntó dónde la compraba. El dueño de la casa le contó que era una receta familiar y que todos los frascos que habían comido, que a esa altura eran varios, los había hecho él

Por suerte, ese señor tenía la sana costumbre de compartir recetas y le enseñó a mi amigo a hacer la mermelada de pomelo. Ahora él me la enseñó a mi y en mi heladera tengo tres frascos que hicimos el viernes pasado. La receta es fácil y el ingrediente principal es la paciencia, porque la mermelada tarda como dos horas en hacerse

Hay que calcular la mitad de azúcar por cada kilo de pomelo (aunque, calculo, esta misma receta se podría aplicar a otras frutas, como la naranja). O sea, que si vamos a preparar 4 kilos de pomelo vamos a necesitar dos de azúcar. El primer paso es poner los gajos de la fruta en un recipiente, con la premisa de quitarles todo lo blanco que le quede de la cáscara. Ese es el primer gran tip de la receta: quitarle lo blanco, porque allí está lo amargo

Una vez que peleamos todas las frutas y les sacamos las semillas y lo blanco, las licuamos un poco, como para adelantar el proceso. No hace falta que quede súper líquido, sino que es más bien un toque. Después ponemos toda la fruta en una cacerola grande, agregamos la azúcar y cocinamos a fuego medio, pero sostenido. No se pongan ansiosos y no suban el fuego a la hora. De a poco, van a ir viendo cómo se va haciendo cada vez menos líquida. Amenicen todo el proceso con charla y música, porque toda la jodita lleva como 3 horas, de las cuales, por lo menos, 2 son de la mermelada al fuego. Al principio va a aparecer una espuma blanca que es recomendable quitar con una cuchara de madera. Por cierto, hay que ir revolviendo durante todo el proceso para que no se pegue nada

El punto de la mermelada es difícil de encontrar, pero prueben de poner una gotita en un plato y si no se chorrea, quiere decir que estamos cerca de encontrarlo. No puedo dar muchas precisiones al respecto, porque recién lo aprendí el viernes pasado y nunca la hice solo, pero créanme que no es tan difícil. Una vez que está lista, dejen enfriar y pongan en frascos

6 comentarios:

Roberto Rocco dijo...

Hola! Quisiera saber si los pomelos que utilizaste eran rosados o blancos. Tengo intenciones de hacer esta mermelada pero temo que salga demasiado acida, no seria conveniente utilizar mas cantidad de azucar? Desde ya, gracias.

jose dijo...

Rosados

Unknown dijo...

Hola hice ayer tal cual la reseta y salio dulce pero a su ves amargo q puedo hacer o ponerle para que quede mas dulce

Yani Ocaña dijo...

Hola hice ayer tal cual la reseta y salio dulce pero a su ves amargo q puedo hacer o ponerle para que quede mas dulce

Yani Ocaña dijo...

Ayuda lo hice y por mas azucar que le heche igual quedo amargoo que hago?

Yani Ocaña dijo...

Ayuda lo hice y por mas azucar que le heche igual quedo amargoo que hago?