viernes, enero 07, 2011

Adiós año viejo

Lo vimos salir del árbol que estaba al lado del balconcito, durante el atardecer del 31 de diciembre. Era tan feo que no quiso mostrar su cara, sólo vimos parte de su cuerpo y su cola, que se iba haciendo más blanca a medida que iba terminando. Era una comadreja o un bicho similar. Andá a saber cómo se dice en portugués. Pesado se lo veía. Grandote. Bajó sin mucha gracia del árbol, se metió entre unas plantas tropicales y no se lo vio más. Era el 2010. Así se escapaba, antes de que empezaran los brindis y los fuegos artificiales. No se quedó a la fiesta, se fue sin saludar. No podía esperar menos de un año al que corrí de atrás durante varios meses y, una vez que lo alcancé, se me fue más lejos todavía. Nos quedamos sorprendidos con la aparición del año viejo. Perez a los pocos días se encontró con el 2011 en el medio del mar, pero esa es otra historia

4 comentarios:

Fede dijo...

el famoso gato rata brasileño!!!

ciudadana dijo...

que suerte que se fue!

perez dijo...

A riesgo de sonar muy Susana, tengo que preguntar: ¿se llama gato rata de verdad o es un chiste? Porque posta que era un gato-rata.

Anónimo dijo...

No, perez, rata en portuga es rato.

Leo Carioca