domingo, febrero 21, 2010

Contigo me tomo uno, me tomo dos y yo sigo

No me gustó el mate hasta los veintipico porque me resultaba demasiado amargo. Tomaba de compromiso, en las situaciones en las que no podía decir que no. Si la situación daba, o sea, si no quedaba como un maricón, pedía que le pusieran azúcar. Sino, me lo bancaba como venía, pero tomaba un par y después me retiraba

En mi primer laburo me sumaba muy cada tanto a las rondas de mate y creo que allí descubrí que en este país todo el mundo (o un 98%, que es casi lo mismo) es fana del mate. Por esa época me di cuenta de que me estaba perdiendo todo un mundo social por no tomar mate así que decidí probar hasta que me gustara, como hice hace poco con la banana, y finalmente lo logré. Desde entonces, soy fana del mate pero hay una parte de mi cabeza que no lo termina de asimilar y lo sigue teniendo como novedad. Casi todas las mañanas vuelvo a elegir el mate para desayunar porque quiero seguir aprovechando que me gusta

Y ya que estamos en el tema, léanse este post de un blog que están haciendo mi primo Fanta y su novia Petardo, que también habla sobre el mate

17 comentarios:

sritam dijo...

¡Qué romántico elegirlo cada mañana!

sritam dijo...

Pd: Awante los comentarios!

Nuri dijo...

Yo también soy matera tardía, ya q en mi casa sólo lo tomaba mi papá de vez en cuando, me habitué con mis amigas y en época de estudios (lo que me permite tomar brebajes infumables con nombre de mate).
Lo que me hace elegirlo cada mañana es que me hace ir de vientre como un relojito.

Amanda dijo...

algo bastante malo es que tu compañero de vacaciones, de viaje, de aventuras no tome mate. y que seamos solo dos. yo soy re fana y tomo mate sola, pero la verdad verdadera, me gusta mucho mas compartido

Malhumoretti y Neptuno dijo...

mate o muerte

Nachox dijo...

Yo solamente tomo tereré, sirve?

Drummer dijo...

El mate es feo. Pero cómo me gusta!

Primo fanta dijo...

Es muy lindo elegirlo cada mañana. Yo cambié muchas veces de laburo, pero siempre a lo largo de estos años y de las distintas oficinas tuve la compañía de mi mate y mi termo. Coincido con Amanda que es muy lindo compartir unos mates.

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.Es compatible con publicidad de google-
Saludos -comunicate-

Alejandra Fitzsimons dijo...

?!

AC dijo...

Jose, Juaquin te quiere incertar algo.

jose dijo...

Para sacarme 50 euros hace falta algo más que dejarme un mensaje en el blog

AC dijo...

Imagino que te querían dar los 50 Euros... Como es que les dicen a los/as que se dejan insertar cosas por dinero?

jose dijo...

No me caben esos anuncios de Google, son feos

pillow_of_winds dijo...

Hice el camino inverso.

Recuerdo que cuando era infante gustaba de tomar un mate de vez en cuando.

Pasaron los años y dejé de tomar. Ahora, tomo aproximadamente un mate al año. Y como que es mucho.

Ahora, el café, ¡esa sí que es una adicción!

Y aguanten Fanta y Petardo!

Sil dijo...

Te admiro la constancia para invertir primeras impresiones.

Anisett dijo...

en uruguay el fanatismo es mucho más arraigado.

en uruguay NO SE PUEDE no gustar del mate. el pais entero se viene en tu contra.