viernes, febrero 12, 2010

Asco

Todavía no puedo hablar de la matanza de cucarachas que protagonicé. Fue un asco tan grande que perdí el habla durante un rato y durante todo el día tuve en mis retinas algunas de esas imágenes. Cerraba los ojos y las volvía a ver. No importa, ya son historia. Maté más de 40 cucarachas, no todas juntas, pero casi. Se me escapó sólo una. Mejor, así hace correr la bola y empiezan a saber con quién se enfrentan

4 comentarios:

♠ Bufona dijo...

Me gusta tu estilo, te sigo che.

Pamela dijo...

Es terrible! En el verano no paro de encontrar cucarachas y bichos desagradables. Tengo todo limpio, no sé de donde salen. Tape todas las rejillas y ayer encontré otra. Horrible.

Muy bueno el blog!

Saludos.

jose dijo...

Bufona y Pamela: se agradece y sigan comentando

pillow_of_winds dijo...

En los últimos tres meses maté tres cucarachas. Y fue de lo más traumático, ya que no estoy acostumbrada a matar insectos en general y menos aún cucarachas (había matado una en toda mi vida).

Si te lo ponés a pensar, llevan una vida terrible. No tienen la culpa de ser el insecto más nauseabundo.