lunes, mayo 07, 2012

No tan distintos - Edu (Capítulo 1)

Se supone que hoy llega No tan distintos a las librerías del país y me dieron ganas de contar algunas cosas sobre cada uno de los capítulos. Así, quizás, logro que alguno se tiente y lo compra

Empecemos por el principio, entonces. El libro abre con Edu porque me servía para contar cómo descendí en el Planeta Discapacidad Mental. Edu fue una de las primeras personas con down con las que traté. De hecho, no tuve muchos alumnos más con down, tres o cuatro, como mucho. Me pareció que ubicar al principio una patología más o menos conocida, era como entrar a la pileta por lo bajito. Edu es caprichoso, hijo mimado, morfón y carismático. Está acostumbrado a que el resto haga lo que él quiere y para ello los hipnotiza con su gracia

Una aclaración veloz: en No tan distintos, que, cabe mencionar, sale por la editorial Capital Intelectual, apenas si se mencionan a las patologías. No tiene un enfoque psicoanalista, ni médico. No lo sabría hacer. Yo quería contar historias. Para eso sí me tenía fe. Y la historia de Edu, con su padre fallecido, con una madre siempre abocada a su trabajo, con relaciones muy cercanas con las mujeres que lo cuidaban, era una buena introducción

El diálogo que Edu mantiene con Kirchner en la Rosada es una de mis partes preferidas. Algo de esa crónica aparece acá. Modificado, redondeado para arriba, o se pensaban que esto era todo tal cualll, pero algo de ese día ya aparece en este capítulo. Y también en el último. Para que quede en claro mi enfoque sobre el tema, en este arranque ya se habla de tensión sexual entre dos varones con down. Como para ir olvidándonos rápidamente de la imagen eternamente aniñada de las personas con discapacidad

3 comentarios:

klinko dijo...

José,
¡Te re contra felicito por el libro! La semana pasada terminé de leerlo y, la verdad, fue muy interesate meterse en las distintas historias que contás.

Nunca me había puesto en pensar mucho en el tema. Estuvo buena la experiencia. Por momentos me reía sola o se me piantaba un lagrimón.

Muy "Bien ahí"!

Que no se corte ;) Esperamos la próxima obra.

Abrazo,
Vani

jose dijo...

Muchas gracias, Klinko, que alegrón me das. Te mando un beso, gracias

Anónimo dijo...

Jose, te bancooooo. Bren