viernes, mayo 14, 2010

Qué sanito, qué bonito

Me descubro comiendo una Frutigran, después de tomar un yogur y un jugo de naranja y mandarina. También consumo cereales, milanesas de soja, hago yoga dos veces a la semana, escribo en Uno Mismo hace varios años, intento no comer tanta carne, le doy bola a las verduras y a la fruta y también a ñoñadas naturistas como el miso, la quinoa. Y soy fana desde que me acuerdo del hinojo. Todo esto me hace acordar a 'Me tiro a la basura', un tema de los Decadentes:

Con mucho esfuerzo me levanto temprano
hago la dieta que me recomendaron
tomo sesiones de reiki, algunas clases de yoga
jugo de fruta y cereales, flexiones y abdominales
por más esfuerzo que hago, los indios se me escaparon

Qué hipocresía, qué mentira,
hasta cuándo tengo que aguantar
qué lindo el día, qué sanito, qué bonito
pero la noche me tira más

Otra vez igual, se me perdió la brújula del bocho
es muy bizarra mi figura, mejor me tiro a la basura
Otra vez igual, la verborragia de los sentimientos
estoy seguro y entro en duda, mejor me tiro a la basura

Es un milagro que hoy me encuentre parado
diría casi que estoy resucitado
cómo me gusta la joda, seguir hasta cualquier hora
pero mañana no dudo, la dieta empiezo seguro
encierro al indio de nuevo, me guiña el ojo diciendo nos vemos

3 comentarios:

la secretaria dijo...

JA!

nati dijo...

uy, me había olvidado del hinojo... hoy compro sin falta

Anónimo dijo...

No te quiero desilucionar, pero las frutigran son de la peor basura que existe. Tienen muuucha grasa. Cualquier galletita, en realidad.