domingo, mayo 30, 2010

Famoso en el teatro

Ayer fui a ver 'El secuestro de Isabelita' y la última espectadora en ingresar a la sala fue Dalma Maradona. ¡Qué emoción me dio ver a una de las nenas a menos de dos semanas del debut mundialista! Lo primero que hice fue mandarle un sms a mi amigo Fede, pero el mensaje no salió, quizás porque estábamos en un subsuelo. La miré de reojo durante toda la función y me parece que a Dalmi mucho no le gustó la obra. No se rió casi nunca (y eso que hay unos cuantos momentos graciosos) y un par de veces la enganché con la mirada perdida. ¿Estaría preocupada por su papá? Seguramente. Me dieron ganas de saludarla, de abrazarla, de desearle lo mejor, pero me aguanté

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sos un salame flaco... saludarla abrazarla, desearle suerte?
Quién es la pendeja esa para semejante alboroto, la hija de un gran jugador de fútbol pero mediocre persona...
Te aseguro que en ese teatro hay mucha más gente con menos trascendencia pero con mucha más importancia en la vida que esa persona.

fede rojo dijo...

che, anónimo, ¿usaste la vara de medir personas para una automedición?

muy triste tu comentario, agresivo y tilingo.

Julius dijo...

comentario tilingo... jajajaja

yo creo que andaba con la mirada perdida porque no entendia nada de la obara... pero se hace la actriz porque... bueno... no le queda de otra... igual no si daba para sentir deseos de abrazarla... supongo que dependera el numero de copa...

saludos

AC dijo...

Si la abrazás mucho quizás jugás el mundial con la albiceleste!

Anónimo dijo...

Anónimo, qué te pasa? no sabés qué es el sarcasmo? La tenés adentro como Passman?.

Tlingo es un gran adjetivo. Pelotudo también, cosa que le cabe a anónimo.

Pepe, le hubieras mando un beso al Benja!!!!!

Leo Carioca

Anónimo dijo...

Onomástico es el día del santo. No el cumpleaños.

perez dijo...

El mondo bloga enseña que los botones son siempre anónimos. Es ley.