jueves, octubre 14, 2010

Paremos un poquito con la fantasía

No me vengan con frapuchino, mokachino, frapénosé cuánto. ¿En qué me hablan?

Café o cortado, cualquier otra variante, a riesgo de tener la flexibilidad mental de Coco Sily, me parece un invento

13 comentarios:

El Vasco dijo...

La primera vez que fui a ese lugar era para encontrarme con un amigo. Yo, como buen paisano que no quería pasar como ignorante me pedí un frapuccino en el día más frío del año.
Después de probarlo me di cuenta que era un helado.
Después de salir con la garganta helada me fui a tomar un café como dios manda.

mono dijo...

Los probaste?
Esa respuesta explicaría tu postura.

jose dijo...

No, claro que no los probé

Alejandro dijo...

¿No falta la etiqueta "Viejo Choto" ?

Anónimo dijo...

Y los pollos orgánicos?

Han logrado transformar un acto sencillo como comer en algo snob y sofisticado. La ironía es que la comida es cada vez más berrreta

N al más menemisma se le hubiera ocurrido algo así en la década del 90.

Leo Carioca

jose dijo...

Ahí se la agregué

Petardo Contreras dijo...

Macho es el que prueba y no le gusta?

Sil dijo...

No sé, yo el miércoles tomé un café helado Frapucapuchinomocca o como se llame en Saverio y no quiero tomar nunca más otra cosa que no sea eso.

Un Almagrense anonimo. dijo...

Chabón, leo esporadicamente este blog, jamás comento porque no es mi estilo, pero quiero dejar constancia que entre otras cosas, estas postas totales que tiras bajo el justificativo de "alguien lo tenia que decir" me hacen tenerte en la más alta estima.

Saludos y felicitaciones en general, la radio está buenisima y todo eso.

jose dijo...

Awante Almagro

Sol dijo...

hay uno que suena a chicochino

Marcelo Renee dijo...

Lo peor es el precio de 15 pesitos, cuando por 4 tenés un café igual en muchos otros lugares

Anisett dijo...

"un café igual"... no entienden nada.