viernes, julio 23, 2010

Me acordé esta anécdota

Año 1992. Estaba en tercer año del secundario y hacía un par de años que ya sabía que quería ser periodista. La vocación se me despertó tempranamente. Mi primera revista, hecha de recortes de otras, la edité a los 11 años y se llamaba General Information. En el 92 iba a unos talleres de periodismo para adolescentes que auspiciaba Página 12, que atravesaba sus años de gloria. Mi prima Dolly puede dar fe de ello. No recuerdo exactamente qué contenidos nos enseñaban pero sí recuerdo que publicamos dos revistas bajo el título de 'Sálvese quien pueda'. La primera de ellas venía con un tiro al blanco en el que se podían poner las caras de Menem, Sofovich y Cavallo que había dibujado un compañero

Un día, el profe nos anunció que Lanata, que por entonces conducía su programa radial 'Hora 25', iba a grabar un especial sobre educación y que un chico de cada curso iba a poder participar. Nos preguntó quiénes queríamos ir, varios levantamos la mano y al final de la clase se realizó el sorteo que gané

Al día siguiente, fui a los estudios de Radio Belgrano (creo) para grabar el programa que saldría esa misma noche (creo). Otro de los invitados era Osvaldo Soriano, a quien me crucé en los pasillos y entendí por qué le decían el Gordo. Durante la nota, Lanata alternaba un pucho con un café. Cuando no estaba fumando, estaba tomando. Hablamos sobre la escuela, la importancia de estudiar, los profesores y algunas pavadas más, todo con música de 'The Wall' de fondo

Cuando salió al aire, grabé el programa en un caset virgen, que me había comprado en Ciudad del Este, que tenía unos dibujos de unos planetas en el lomo

4 comentarios:

MateConDuraznos dijo...

Oh, ¡quizás te haya escuchado!
El mundo es un pañuelo(?)

Qué privilegio el suyo, J. Sepa que lo envidio (y mi yo pasado, aún más)

Saludos!

Anónimo dijo...

Doy fe de ello

Si era un estudio en la Av. Belgrano en el que tb. estaba la Rocanpoc, tb. fui por un motivo vinculado a ese taller a entrevistar a Lalo con una amiga. De prepo nos quedamos para el prog. de Pergolini, que tenía un ochentoso auto naranja en el que se ofreció a acercarnos pero no pudo ser porque iba para otro lado.

Dolly

Anónimo dijo...

Uh! yo también iba a esos talleres, y por la misma época. Y también hacía revistas en mi casa.

y ahora soy investigadora en Química. Se vé que mi vocación no era tan fuerte como la tuya :D

gracias por traerme esos recuerdos!

Paula

Anónimo dijo...

Uh! yo también iba a esos talleres, y por la misma época. Y también hacía revistas en mi casa.

y ahora soy investigadora en Química. Se vé que mi vocación no era tan fuerte como la tuya :D

gracias por traerme esos recuerdos!

Paula