lunes, marzo 15, 2010

Un loco del que me había olvidado

En estos días de incertidumbre laboral me acordé de un judío al que odié en su momento y después lo olvidé casi por completo. Yo había renunciado a mi último laburo de oficina sin algún as bajo la manga, o sea, avisé que me iba a ir (dentro de un mes, tampoco era tan boludo) y no tenía mucho en vista. Al día siguiente, aparece este flaco (al que yo le había escrito un tiempito atrás) y me cuenta que necesitaba alguien que le diera una mano con un laburo. La idea era que lo hiciera desde mi casa, pero primero tenía que aprender algunos yeites, así que me propuso una primera etapa en su casa

Durante dos meses, fui todas las mañanas a su casa. Jamás me ofreció un vaso de agua, un café, un mate. Tenía que soportar el olor de su gato gordo y fiacoso. No me hablaba en casi todo el día y me corregía lo que hacía antes de irme. Si no le gustaba cómo estaba algo, me lo decía y yo lo tenía que modificar Me acuerdo que salía con una chica que tenía un hijo y que él intentaba ganarse el amor del niño. Por las tardes, se dedicaba a la compra y venta de muebles por Internet. Había tanta mala onda que las tres horas que pasaba en su casa se hacían eternas. En cuanto conseguí algo mejor (y por más guita), le avisé que iba a dejar de ir. Era un miércoles y yo le avisé que iba a laburar dos días más. Él se lo tomó muy a pecho y me hizo una escenita. Las dos últimas jornadas laborales fueron invivibles, con un clima de mierda y un silencio eterno. En su momento, le tomé mucha bronca. Después me di cuenta de que era un loco de mierda y pasé a olvidarlo, hasta estos días

5 comentarios:

renzo dijo...

Un loco del que me había olvidado parte II

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Nacho dijo...

El gatito de ese muchacho no tiene la culpa!

jose dijo...

Nacho: basta de justificar todas las asquerosidades que hacen todos los gatos del mundo

Juanita dijo...

Brindo por la incertidumbre laboral, por el judío insufrible y su oloroso gato!

Ah, y no te metas con Alicia.
Mas cerdo capitalista serás vos!

Te felicito por el blog!!!!