miércoles, febrero 04, 2009

Confesión

A veces llamo a mi casa vieja y le escucho los mensajes del contestador a su nueva inquilina

3 comentarios:

Monsieur Juan Carlos Côtelette dijo...

eso roza lo delictivo...

pillow of winds dijo...

Epa!
Eso no se hace...qué invasión!

Anónimo dijo...

eeeeehhhhhhhh!